Nuevas tecnologías al servicio de la sostenibilidad agrícola

Nuevas tecnologías al servicio de la sostenibilidad agrícola

Nuevas tecnologías al servicio de la sostenibilidad agrícola

Las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental para el progreso del sector primario. La detección temprana de los problemas en los cultivos y sus necesidades pueden ayudar a reducir los costes de las explotaciones agrícolas y el uso de insumos. 

El avance de las nuevas tecnologías, el abaratamiento de su fabricación y el progreso de las telecomunicaciones ha permitido el uso de drones o de dispositivos de monitorización en tareas para las que inicialmente no estaban ideados. Sin embargo, las oportunidades de control, eficacia y seguridad que ofrecen este tipo de herramientas en el sector agrícola, pueden ser fundamentales para la sostenibilidad de la agricultura y la mejora de sus rendimientos, entre otros aspectos. 

Así, el uso de este tipo de dispositivos aporta una información clave para la denominada agricultura de precisión a los responsables de las explotaciones agrícolas de una manera respetuosa para sus cultivos. De este modo, se pueden emplear mejores prácticas, necesarias para para garantizar la sostenibilidad del sector primario, y adoptar nuevas soluciones para incrementar los rendimientos, para la monitorización de la cosecha en tiempo real o la detección temprana de enfermedades o plagas que puedan afectar al cultivo.

Drones usados en pulverización

«El avance de las telecomunicaciones o la implantación del 5G conllevará nuevas técnicas de aplicación y menos costes para el sector agrario».

En este sentido, los drones equipados con sensores o cámaras térmicas, capaces de detectar la humedad relativa, la temperatura o el color de la planta, son una solución novedosa, rentable, eficiente y sostenible que permite optimizar el uso de fertilizantes y fitosanitarios, así como el ahorro de recursos hídricos y de otros gastos. Además, el avance de este tipo de tecnología puede ayudar a desarrollar nuevas capacidades y soluciones a los productores al reducir el tiempo de trabajo en muchas labores y minimizar los problemas que algunos productos pudieran presentar por su exposición al operario.

De hecho, el abaratamiento de estos dispositivos y del equipamiento necesario es una de las causas por las que cada vez es más frecuente recurrir a las nuevas tecnologías para la monitorización y control de los cultivos. Tanto es así, que la propia Unión Europea espera que el uso de estos aparatos en el sector primario experimente un fuerte crecimiento en un futuro cercano.  

Por su parte, los expertos también señalan que el avance de las telecomunicaciones, la implantación del 5G y la utilización de internet en las zona rurales, conllevará nuevas técnicas de aplicación y menos costes para el sector agrario. Además, estos progresos también permitirán realizar tareas de fumigación inteligente mucho más precisa y eficiente, con menos cantidad producto requerido. 

Trampas de monitoreo digital

Mediante la instalación de trampas de monitoreo equipadas con cámaras digitales se consiguen imágenes en tiempo real sobre el estado del cultivo. De este modo, gracias a una tarjeta SIM, el agricultor puede visualizar en tiempo real el grado de infestación de su cultivo, y estimar la cantidad de insecticida y el tipo de plaga de una forma más rápida y eficiente, lo que supone un ahorro de coste, de tiempo, de personal y en definitiva un mayor rendimiento de la explotación. 

No obstante, hay que considerar que muchas de estas tecnologías no están totalmente desarrolladas ni adaptadas al sector agrario ni a la normativa necesaria, como es el caso de la regulación de los espacios aéreos. “Estamos todavía abriendo camino para fomentar la madurez que queremos alcanzar gracias a estos dispositivos y herramientas en el sector agrícola”, destaca Agustín Gómez, responsable del departamento de Technical Support de Syngenta

Las soluciones de Syngenta

Desde este departamento de Technical Support de Syngenta, el equipo realiza de forma permanente evaluaciones de diferentes soluciones que aún no están terminadas para salir al mercado pero que persiguen descubrir nuevos modelos de agricultura en favor de la sostenibilidad, como la utilización de herramientas de aplicación más precisas.

«No solamente queremos fomentar contribuir con recomendaciones técnicas, también perseguimos encontrar soluciones junto con las nuevas tecnologías para mejorar la sostenibilidad».

“Nuestra labor consiste en analizar y evaluar diversas opciones que puedan resultarle útil al agricultor de cara a la mejora de su producción y que permitan una mejor gestión de su finca a través de herramientas tales como las trampas de monitoreo digital o el uso de drones para pulverización de fitosanitarios”, explica Agustín Gómez.

En este sentido, Syngenta está participando, junto a otras empresas y entidades, en el programa GOPhytoDrone, un proyecto que persigue la autorización e implantación de aplicaciones foliares vía dron para profesionales.

“Desde Syngenta, no solamente queremos fomentar el uso de nuestros productos y contribuir con recomendaciones técnicas sobre fitosanitarios para los agricultores, también perseguimos encontrar soluciones que vayan de la mano junto con las nuevas tecnologías para mejorar la sostenibilidad y la eficiencia del sector agrícola”, asevera A. Gómez.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *