Sostenibilidad

El desafío: residuo cero en agricultura

Nuestro compañero Pedro Arranz, Corporate Communication Manager, fue entrevista por Revista Mercados para hablar sobre el residuo cero en agricultura.

Os dejamos la entrevista integra donde podéis ver que las prácticas de agricultura sostenible son una tendencia demandada por los consumidores de hoy en día, y para alcanzar esa sostenibilidad demandada son necesarias las innovaciones tecnológicas.

Desafío: residuo cero en agricultura - Pedro Arranz, Corporate Communication Manager de Syngenta

Ante el desafío de llegar al residuo 0, ¿cuáles son las soluciones que presentan al sector? ¿Y cuál es la demanda de éste?

Antes de nada es extremadamente importante considerar de forma prudente el concepto de residuo 0. Es sin lugar a dudas un excelente slogan comercial muy utilizado como herramienta de Marketing hacia el consumidor, que en gran parte sabemos que desconoce la realidad de lo difícil que es sacar adelante una cosecha de cualquier cultivo. El concepto de “desafió residuo 0” genera de por sí una percepción equivocada y generalizada de que actualmente no disponemos de la seguridad alimentaria adecuada. Es sin duda una terminología que no refleja la realidad de ninguna de las agriculturas actuales donde la gestión integrada de todas las distintas tecnologías existentes (protección química, mejora genética, biocontrol, prácticas de agricultura de conservación),  es la base de su garantía de calidad y seguridad.

El 97,4% de los alimentos consumidos en la UE cumplen los Límites Máximos de Residuos. Las cifras concretas de España, país en el que el porcentaje de productos totalmente libres de residuos detectables en la actualidad, se eleva al 71%. Sin duda, estas cifras confirman los esfuerzos de los productores agrícolas por ofrecer frutas, hortalizas y cereales óptimas en cuanto a calidad y seguridad para cubrir así las cada vez mayores exigencias de los consumidores en este sentido.

Actualmente el 97,4% de los alimentos consumidos en la UE tienen una alta calidad y seguridad.

Dicho esto, en Syngenta nuestros compromisos van más allá del mínimo residuo. Uno de ellos es el comentado de tratar de revertir la percepción y desconocimiento actual de la sociedad hacia el mundo rural y en particular hacia las tecnologías aplicadas a la agricultura. No solo los agricultores demandan mejorar su rentabilidad y sus propias empresas, el aumento poblacional demanda también producir más y con menos recursos. Junto con el reto de la brecha digital en el medio rural, su despoblamiento o los efectos del cambio climático en la agricultura creemos que hay más que poderosas razones para creer que la introducción y aceptación de nuevas tecnologías para todo tipo de agricultura forma parte de la solución.

La peor amenaza es el cambio climático, con el aumento de las temperaturas medias  el cultivo se estresa más y se manifiestan  enfermedades y plagas  con lo que debemos desarrollar la bioestimulación y variedades tolerantes  ¿Están trabajando en ello?  ¿Como trabajan para mantener el rendimiento por hectárea?

Contra el cambio climático, el desarrollo de nuevas variedades vegetales es fundamentalRecientemente Syngenta anunciaba la inversión de 2.000 millones de dólares en los próximos 5 años en proyectos de innovación que ayuden a combatir los efectos del cambio climático. El compromiso de la compañía es acelerar la innovación para llegar a introducir dos avances tecnológicos al año en esta materia.

Trabajamos por la tanto en innovar combinando tecnologías de mejora genética, protección química y biológica y prácticas de agricultura de conservación que demuestran mejorar los rendimientos por hectárea consumiendo menos recursos. De esta forma ya disponemos de variedades con mayor la vida media que permiten consecuentemente la reducción de pérdidas tanto en campo como también el desperdició a lo largo de toda la cadena.

Syngenta quiere acelerar la innovación para combatir los efectos del cambio climático.

En el campo de la mejora vegetal se trabaja desde hace tiempo en el aumento de las resistencias a nuevas plagas y enfermedades que están surgiendo con mayor virulencia como consecuencia de los efectos del cambio climático. En el mismo sentido se trabajan ya programas para aumentar la tolerancia al estrés hídrico y adaptación a las condiciones climáticas cada vez más complejas para el agricultor.

Se están produciendo muchas limitaciones en materias activas y cada vez existen más problemas para conseguir una buena sanidad vegetal del cultivo ¿Cómo piensa que se puede resolver este tema en el futuro y qué pasos hay que dar para seguir manteniendo los cultivos?

 

No es solo la pérdida de materias activas, es también las dificultades que hay para introducir nuevas y mejores. Y lo mismo ocurre en el campo de la mejora genética. Desde hace ya demasiados años que el desconocimiento alrededor de las ventajas y la necesidad de la innovación química y genética está provocando la presión social y política suficiente para que se pierdan o no se introduzcan nuevas y mejores tecnologías.

No tendrá solución si no hay un cambio de percepción y sobretodo, una menor puesta en duda de la excelente seguridad alimentaria actual.

 La sostenibilidad de la agricultura actual reside en la innovación tecnológica

La solución parte de una colaboración a lo largo de toda la cadena para transmitir que no hay unas agriculturas mejor que otras y que pueden todas coexistir sin demonizar ninguna en particular de cara al consumidor.

Por último no dudemos que la sostenibilidad de la agricultura actual reside en la innovación tecnológica que es la que nos ha permitido llegar a unos niveles de seguridad alimentaria desconocidos hasta el momento.

Deja un comentario