Actualidad

COVID-19: “Sin el actual modelo agrario no se hubiese asegurado el abastecimiento de alimentos”

Con más de 28.000 empleados en más de 90 países, Syngenta es uno de los gigantes mundiales en el desarrollo de semillas y soluciones de sanidad vegetal para la agricultura. Su director general en España y Portugal, Robert Renwick, pone en valor en esta entrevista el papel que el sector agrario está teniendo durante la pandemia.

Más de 500 empleados, dos plantas de producción de semillas y fitosanitarios y dos centros de investigación reflejan la importancia que para Syngenta tiene España, “con uno de los modelos agrarios más avanzados del mundo que alimenta a media Europa”, afirma el director general en nuestro país Robert Renwick. Y es precisamente en una crisis como la provocada por el Covid-19 cuando el directivo cree más necesario que nunca “mostrar el valor de un sistema agroalimentario que está teniendo una actuación sobresaliente”.

Licenciado en Marketing, Business & Chemistry en el Reino Unido, Robert Renwick se incorporó en el año 1988 a la multinacional biotecnológica suiza desarrollando distintas funciones en diversos países, entre ellas la de Director de Marketing en Syngenta Italia y en Chile.

¿Qué papel está jugando el actual modelo agrario y agroalimentario en la crisis de Covid-19? ¿Hubiésemos sido capaces de afrontar esta situación de emergencia sin él?

Creo que la respuesta a esta pregunta es visible estos días en todos los mercados, supermercados y establecimientos, donde el abastecimiento ha estado, y está en todo momento, asegurado. España tiene un modelo agrario de los más avanzados del mundo, alimentamos a 47 millones de españoles y a media Europa, sin duda juega un papel imprescindible sin el que no hubiéramos sido capaces de dar respuesta a esta situación tan excepcional.

¿Tendría Europa que repensarse actuales obstáculos a la investigación e innovación en el desarrollo de nuevos productos de protección para las plantas o de semillas?

Quizá no sea ahora mismo el mejor momento para debatir acerca de las actuales barreras al desarrollo de la innovación en sanidad y mejora vegetal en Europa. La prioridad actual está en centrar todo nuestro esfuerzo y trabajo en mantener el abastecimiento de comida sana y segura a la población. Para cumplir con esta misión creo que nadie hoy en día pone en duda que la investigación y la innovación en protección fitosanitaria y genética varietal de semillas son absolutamente necesarias para sacar adelante las cosechas en cantidad, en calidad y de forma sostenible.

¿Cómo ha contribuido Syngenta en la lucha contra esta crisis? ¿Se han aportado más instrumentos digitales a los agricultores?

España tiene un modelo agrario de los más avanzados del mundo, alimentamos a 47 millones de españoles y a media Europa
Desde el principio de la crisis en Syngenta lo primero que se ha considerado como prioritario es la máxima seguridad y salud de nuestros trabajadores en fábricas, centros de investigación y en el campo, sus familias, así como de nuestros clientes, proveedores y colaboradores. Su seguridad es la que garantiza que podamos mantener el suministro de productos de sanidad vegetal y semillas al 100 % y lo continuamos haciendo gracias en gran parte al apoyo que nos han ido dando desde las autoridades, organizaciones agrarias y el conjunto de empresas del sector.

En Syngenta llevamos tiempo apostando por la inversión en soluciones digitales. Esto nos ha permitido, entre otras cosas, implementar de forma muy eficaz y desde el minuto uno de crisis, el teletrabajo para todos los empleados que lo requerían. Tenemos además una potente estructura digital que nos permite llegar a todos los agricultores proporcionándoles, no solo productos online, sino también un asesoramiento técnico diario.

Quisiera hacer una mención especial a todos aquellos trabajadores, proveedores y colaboradores que siguen acudiendo a sus puestos de trabajo en nuestras plantas de fabricación, centros de investigación o campos de ensayo para asegurar la continuidad del abastecimiento alimentario. Mi sincero aplauso personal para todos ellos, porque #EstePaísLoAlimentamosUnidos.

¿Cómo valora el funcionamiento de la cadena alimentaria en general en esta crisis sanitaria y económica?

Lo valoro de forma sobresaliente, toda la cadena ha sabido responder a la demanda generada por la situación. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha jugado un papel fundamental junto con las organizaciones profesionales agrarias. Gracias también a ellos, el abastecimiento está asegurado.

¿Cree que con esta pandemia la sociedad está reconociendo el papel estratégico que juega la agricultura y la producción de alimentos?

Es el momento de mostrar la importancia del sistema agroalimentario y apoyar entre todos al sector agrícola, porque este país lo alimentamos unidos
Creo que la sociedad en general valora la importancia de los agricultores en su papel esencial de producir alimentos para la población. En estos momentos más que nunca no debemos olvidar que tras el turismo, el sector primario es el que más aporta al PIB español, un 8%, y ocupa a más del 10% de la población activa. Es el momento de mostrar la importancia del sistema agroalimentario y apoyar entre todos al sector agrícola, porque este país lo alimentamos unidos.

Una de las prioridades de Syngenta es contribuir a una agricultura más sostenible. ¿Nos puede avanzar las próximas actuaciones que implementará la compañía en este aspecto?

Syngenta anunciaba el año pasado la inversión de 2.000 millones de dólares en investigación y desarrollo de nuevos avances tecnológicos que contribuyan a enfrentar las consecuencias del Cambio Climático. Es un compromiso de poner en el mercado dos nuevos avances científicos al año que permitan adelantarnos y mitigar los efectos del cambio e incluso combatirlo. El compromiso de Syngenta para los próximos años está también en adaptar toda su actividad para reducir nuestras emisiones de carbono en un 50% para el año 2030. El año pasado celebramos el décimo aniversario de nuestro proyecto de extensión de la biodiversidad en entornos agrarios, la denominada “Operación Polinizador”, que junto con la protección del suelo, el agua y la formación en buenas prácticas agrícolas seguirán siendo los ejes principales de nuestra contribución a una agricultura productiva sostenible a lo largo de la próxima década.

¿Qué balance puede hacer de The Good Growth Plan?

Han pasado siete años desde que presentamos nuestro plan de compromisos con la agricultura sostenible. Precisamente acabamos de publicar los resultados con todos los datos monitorizados y auditados por empresas externas año a año y disponibles en abierto. Se han cumplido con la gran mayoría de los objetivos que nos planteamos en 2013. Por dar algunas cifras españolas destacadas, en el último año 2019, han sido casi 90.000 hectáreas las impactadas por la extensión de prácticas de conservación y protección del suelo y 22.500 hectáreas el área beneficiada con la extensión de reservorios de biodiversidad en áreas agrícolas con márgenes multifuncionales y cubiertas vegetales. Lanzaremos este año un nuevo The Good Growth Plan más actualizado y acorde a las nuevas demandas sociales y medioambientales.

¿Qué resultados a nivel económico espera la compañía este año? ¿Les impactará la crisis del Covid-19?

Aún es pronto para valorar cómo y en qué medida nos impactará esta crisis. Con mucho esfuerzo estamos procurando mantener la actividad y continuar dando servicio y soporte al agricultor siguiendo todas las precauciones y recomendaciones que nos van dando las autoridades sanitarias para tratar de mantener la cadena de suministro de alimentos, que es ahora mismo lo prioritario.

¿Qué mensaje trasladaría a los agricultores y la sociedad en estos momentos?

Que estamos con ellos. Que en Syngenta seguimos trabajando con gente repartida por toda la Península Ibérica, que desde sus casas o lugares de trabajo están poniendo todo de su parte para cumplir con nuestro compromiso y obligación de asegurar una producción y abastecimiento de alimentos para toda España y Europa.

Deja un comentario