Cultivos leñosos

Uso seguro de los herbicidas pre emergentes en olivar

herbicida olivar
Escrito por Syngenta ES

El uso de herbicidas de preemergencia en el olivar es una practica que se realiza desde hace muchos años, con dos finalidades muy marcadas: por un lado, eliminar la competencia por el agua que las malas hierbas ejercen sobre el olivo. Y por otro lado el mantener el ruedo del olivo limpio de malas hierbas para favorecer la recolección.
Aunque están claros los beneficios que aportan el uso de estos herbicidas al agricultor, no están exentos de algunos riesgos. Por este motivo, tiene mucha importancia la buena elección del herbicida.
El herbicida ideal para el uso en preemergencia en el olivar debe reunir una serie de características:

• Debe ser eficaz, controlar las principales hierbas que nos podemos encontrar en nuestros olivares.
• Debe ser respetuoso con el medio ambiente. El principal problema al que nos tenemos que enfrentar es la escorrentía, los olivos en Andalucía están en pendientes y es en otoño cuando se producen las principales lluvias, momento que coincide con la aplicación de los herbicidas pre emergentes. En estas condiciones se produce arrastre del herbicida con la escorrentía llegando a contaminar embalses como ha ocurrido en el pasado.
• Y por último, debe ser respetuoso con los olivos no provocando daños en los mismos ni dejando residuos en el aceite.

Seguridad con el medio ambiente

El principal problema medio-ambiental al que nos enfrentamos en la aplicación de herbicidas preemergentes en el olivar, es la contaminación de aguas, tanto superficiales como subterráneas.
La escorrentía es el agua que fluye directamente desde la superficie del suelo a las corrientes, ríos y embalses.

La mayor parte del olivar Andaluz está en pendiente, el 73% del olivar Andaluz tiene una pendiente media superior al 7% y el 36% tiene una pendiente superior al 15 y se encuentra en la cuenca del Guadalquivir. Los suelos de esta zona tienen poca infiltración y las lluvias se concentran en el periodo de aplicación de los herbicidas. Se dan por lo tanto todas las condiciones para que se produzca escorrentía y con ella arrastre de tierra hacia los afluentes y finalmente a los embalses.

De las características de los herbicidas depende de que sean arrastrados por esta escorrentía o no.

El riesgo de contaminación de aguas se mide por el Índice de Gus que mide el riesgo de lixiviación que puede tener un herbicida. Este índice va en función del coeficiente de absorción del herbicida por el suelo y la vida media del producto en el mismo. Si el índice de Gus es alto, el riesgo de lixiviación y por consiguiente el riesgo de contaminar aguas también lo será y cuanto más bajo sea menor riesgo hay de contaminación de aguas.

HERBICIDA COEFICIENTE DE ABSORCIÓN(KOC) VIDA MEDIA (T1/2) GUS
Simazina 130 60 3.35
Terbutilazina 250 60 2.85
Diuron 480 90 2.58
Flazasulfuron 380 7 1.2
Paraquat 1000000 1000 -6.00
Dicuat 1000000 1000 -6.00
Glifosato 24000 47 -0.64
Oxifluorfen 32000 35 -0.78
Diflufenican 1978 90 1.38

 

Herbicidas con valores superiores a 2,8 en el Índice de Gus presentan un alto riesgo de contaminación de aguas.
La cantidad de materia activa aplicada de un herbicida también influye en que sea arrastrado por escorrentía. A menor cantidad de materia activa menor riesgo de ser arrastrado.

Seguridad con el aceite

Cada día existe más exigencia en los mercados en cuanto a la calidad de los productos que comercializamos y el aceite no escapa a estas exigencias. De ahí que nuestro objetivo debe ser no dejar residuos en el producto final.

Puede haber varias formas por las que un herbicida entre en contacto con las aceitunas. Los herbicidas de preemergencia se aplican fundamentalmente bajo la copa de los olivos, donde puede caer la aceituna próxima a la maduración contactando con los herbicidas.

En otras ocasiones los herbicidas pueden ser volátiles y en la aplicación alcanzar las aceitunas que están en las partes bajas del árbol.

Acciones que debemos realizar para evitar la contaminación de los aceites por los herbicidas:

• En la recolección debemos separar las aceitunas del vuelo y suelo, ya que estas han podido estar en contacto con los herbicidas.
• En la aplicación del herbicida:
◦ Usar barras de pulverización de herbicidas.
◦ Realizar la aplicación dirigida al suelo.
• Usar herbicidas con poca afinidad por lípidos, es decir que no se disuelvan en las grasas. De esta forma aunque pueda estar en contacto con las aceitunas, no se fijaran en los aceites, quedarán disueltos en el agua de lavado. La afinidad por los lípidos se mide con el índice de partición octanol agua (Log Kow). Cuanto más bajo, menor riesgo de contaminar aceites.
• Elegir herbicidas que no sean volátiles, para que no alcancen las aceitunas que están en las partes bajas del árbol, en la aplicación.

Seguridad para el olivo

Es importante que los productos que usemos para el control de los problemas que tienen nuestros olivos no causen daños al mismo, pues esto repercutiría en la cosecha y directamente en la rentabilidad del cultivo.

 

Los daños de los herbicidas en el olivo pueden ir desde un ligero amarilleamiento de la hoja hasta ocasionar la seca del árbol.
Debemos elegir herbicidas que no tengan ningún efecto sobre el cultivo.
Hacer un uso responsable de los herbicidas en el olivar, no solo mantendrá las malas hierbas controladas sino que evitaremos riesgos de contaminación del medioambiente y de los aceites.
Antes de usar un herbicida debemos informarnos de todas sus características y de los riesgos que pueden ocasionar y sobre todo leer detenidamente la etiqueta de los mismos.

Sobre

Syngenta ES

Deja un comentario