Cultivos hortícolas

Un País de Tomates

Hablamos con Rafael Salinas, experto en tomate en Syngenta España, sobre los principales retos de este cultivo y la respuesta que desde Syngenta se está dando a través de la reciente campaña titulada “Un País de Tomates”.

Rafael es Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Almería y lleva trabajando en Syngenta desde 2003. Se inició en el departamento de Investigación y Desarrollo como asistente de mejorador de tomate y desde entonces ha ido pasando por distintas funciones hasta llegar al departamento de Marketing y Ventas como jefe de producto de tomate desde 2012.

¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrente el cultivo del tomate actualmente?

Los principales retos a los que tiene que hacer frente el cultivo del tomate son diversos.

El cultivo del tomate tiene que dar respuesta a los retos que llegan de un mercado cambiante
A parte del desafío que supone las nuevas tendencias en el consumo, los cambios de hábitos de compra y consumo, el cultivo del tomate tiene que dar respuesta a los retos que llegan de un mercado cambiante, donde una parte de los consumidores buscan la conveniencia, productos seguros, listos para llevar y fácil de usar. Por otro lado, aumentan las dietas para vegetarianos, las dietas saludables, y en este caso, el tomate no solo tiene que ser un alimento si no que se espera que tenga otras funcionalidades y beneficios para la salud. Y otros consumidores buscan productores sorprendentes, diferentes. Para todo esto, necesitamos toda la innovación posible.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de los desafíos relacionados con la sostenibilidad y el medio ambiente. Los consumidores cada vez están más concienciados sobre el uso de los recursos naturales como el agua y demandan productos cultivados en respeto con el medio ambiente.

Cada vez nos encontramos con climas más extremos
De igual manera, el agricultor que cultiva tomate tiene que hacer frente a otros problemas derivados de las condiciones cada vez más complejas para cultivar, por los cambios que se producen en la climatología. Cada vez nos encontramos con climas más extremos, veranos muy largos y calurosos, inviernos cada vez más suaves o períodos de sequía o intensas lluvias.

Para finalizar, también tenemos que hablar de otros retos relacionados con la aparición de nuevas plagas y enfermedades que pueden llegar a mermar las cosechas y la calidad de las mismas.

Habéis lanzado una campaña bajo el título de “Un País de tomates”, antes de entrar en detalle ¿por qué ese nombre?

Hemos denominado Un País de Tomates a la estrategia que estamos implementando para dar respuesta, principalmente, a todos estos retos que hemos comentado.

En Syngenta contamos con una maquinaria de Investigación y Desarrollo que genera un constante flujo de innovación en forma de diferentes variedades que aportan soluciones a toda la cadena de valor, desde el agricultor, pasando por el comercializador hasta llegar al consumidor.

Hay distintas zonas de cultivo y cada una tiene un clima diferente y unas necesidades específicas.
Estamos desarrollando nuevas variedades adaptadas a las principales zonas de producción y a los distintos ciclos de cultivos, además, de las diferentes tipologías de tomate. En nuestro territorio hay distintas zonas de cultivo y cada una tiene un clima diferente y unas necesidades específicas. Al mismo tiempo, buscamos variedades rústicas, con un alto nivel de resistencias a plagas y enfermedades, que sean fáciles de cultivar y que necesiten menos mano de obra, de manera que la producción comercial sea la esperada por el productor para conseguir la rentabilidad deseada.

Además, estamos inmersos en una era digital. Tenemos a nuestra disposición nuevos medios de comunicación que pueden llegar a todas partes con un solo click.

¿Qué objetivo tiene la campaña?

El objetivo de esta campaña es dar a conocer las principales soluciones que proponemos con las últimas novedades que estamos introduciendo en el mercado. Buscamos variedades lo más universales posible y también damos respuesta a las necesidades más concretas y específicas de los distintos clientes y mercados.

¿Qué tiene de novedoso este año la campaña?

Es una variedad que destaca por su gran capacidad de adaptación.
Entre las novedades que estamos presentando está Koshima (604029). Es una variedad de tomate cherry redondo rojo para recolección en suelto. Es una variedad que destaca por gran capacidad de adaptación a las distintas zonas de producción y ciclos de cultivo y una producción entre un 15-20% superior a otros materiales en su segmento, gracias a su alta capacidad de floración y cuaje. Koshima tiene una planta muy rustica, oscura y con buena adaptabilidad tanto para plantaciones tempranas como tardías. Estamos cultivando Koshima en las principales zonas de producción, desde la costa de Granada y las zonas de interior, donde cultivan en verano al aire libre, hasta las zonas de Poniente y Levante de Almería hasta incluso en Murcia. Es una variedad que, por esa rusticidad, se puede plantar en todas las fechas, desde mediados de julio hasta mediados de septiembre bajo plástico, se adapta a ciclos de primavera pudiéndose plantarse desde enero hasta marzo e incluso tenemos buenos en cultivos bajo malla y al aire libre.

Koshima destaca por la estabilidad del calibre a lo largo del ciclo, entre 25-28 mm de diámetro los frutos tienen su color rojo brillante, firmeza, conservación y buen comportamiento a rajado y microcracking.

MR16229 destaca por su alta producción y calidad.
Otra novedad es MR16229, variedad de la tipología marmande o asurcado y destaca por su alta producción y calidad. Sus frutos tienen un color oscuro y un cuello verde muy intenso y una forma acorazonada. Este aspecto tan atractivo y reconocible es muy valorado por el mercado. Además, el sabor de MR16229 es muy bueno.

MR16229 se puede cultivar desde finales de julio hasta plantaciones más tardías de finales de septiembre. De esta forma, podemos tener un producto de alto valor en los meses de otoño e invierno, momentos en los que la demanda de productos con sabor es alta.

Dolmen (SD16517) es un tomate pera de gran calibre para el mercado nacional y que se adapta a cultivos de primavera-verano en malla en Murcia y trasplantes de principios de agosto en Almería.

¿Cómo crees que va a evolucionar el mercado del tomate en nuestro país?

El cultivo del tomate tiene que hacer frente a todos los desafíos que se plantean en este mercado tan competitivo y exigente. Con variedades cada vez más resistentes y productivas y con productos diferentes e innovadores y que den respuesta a las necesidades de los consumidores.

Deja un comentario