¿Qué es el Gracejo o Zofairón de la aceituna?

¿Qué es el Gracejo o Zofairón de la aceituna?

¿Qué es el Gracejo o Zofairón de la aceituna?

El cuajado del fruto se ve afectado por numerosos factores tanto intrínsecos como extrínsecos. Antes de nombrar estos factores, se ha de tener en cuenta que la fructificación del olivo se produce en las ramas y brotes del año anterior, debido fundamentalmente al ciclo bianual del olivo. Por lo que el cuajado dependerá en buena medida, del número de ramos fructíferos (influido por el medio y por el propio cultivo) y de frutos por ramo que dependerán directamente de la intensidad de floración como del nivel de fecundación.

La fructificación necesita dos campañas consecutivas, una primera para la formación de yemas y su inducción floral y una segunda donde se produzca el desarrollo de la floración y el crecimiento y desarrollo de los frutos.

frutos partenocárpicos de aceitunas
Imagen 1 Detalle de frutos partenocárpicos. Fuente: Olivar en Zuheros (Córdoba). 2020.

Los factores extrínsecos, que son los que afectan a la capacidad fotosintética de la planta, entre los que se encuentran, radiación, concentración de CO2, temperatura, disponibilidad de agua y nutrientes y el área fotosintética del cultivo, serán de los que dependa en gran medida el éxito de la fructificación.

La temperatura provoca la limitación de la fotosíntesis, cuando la temperatura ambiental es superior a los 35 º C. El estrés hídrico afecta directamente a la respiración y la transpiración de la planta, al igual que la deficiencia de ciertos nutrientes en el suelo, puede llegar a limitar el proceso de fotosíntesis.

Cuando un olivo está en fase de carga, la demanda y el flujo de nutrientes es orientado hacia los órganos fructíferos, principalmente hacia el desarrollo del fruto, esto puede limitar el desarrollo vegetativo del crecimiento de los brotes, y entrar en competencia del desarrollo de la floración y cuajado de frutos más tardíos, lo que provoca la  caída de frutos semanas posteriores al periodo de floración- cuajado del olivo, jugando un papel fundamental en la regulación de la producción del olivo. De la misma manera el estrés hídrico y nutricional en torno a las 6 semanas anteriores a la floración, es fundamental que no suceda en la medida de lo posible, ya que este hecho, reduce el número de flores y aumenta el  número de frutos sin semilla

gracejo de aceituna

Los frutos, debidos a la competencia de nutrientes puede provocar la caída de la aceituna, esto puede confundirse con los frutos denominados zofairones ó gracejo, son frutos partenocárpicos, que se forman sin semilla tras su fecundación, puede ser como respuesta frente a determinados estímulos como el ambiente, la autoincompatibilidad, nutrición o factores hormonales. Carencias de boro, calcio y nitrógeno puede influir negativamente en la polinización y cuajado.

La caída de los frutos, que bien se puede considerar como una pérdida de rendimiento productivo, puede ser una precursora de una selección natural del propio olivo, para contrarrestar el fenómeno de la vecería.  

De lo que se podría deducir que el éxito del cuajado dependerá en buena medida de un equilibrio óptimo de las condiciones agronómicas del cultivo, como lo es una poda que permita una correcta ventilación, iluminación y equilibrio entre las diferentes partes del cultivo, así como un correcto manejo tanto nutrición como hídrico.

Video descriptivo del Gracejo o Zofairon

Según lo descrito, los tratamientos de prefloración son críticos para mejorar la calidad de cuajado y evitar la formación de gracejo. Desde Syngenta te ofrecemos soluciones para optimizar el cuajado con productos como: Isabión, Abofol y Zetaminol.

Referencias:

  • Baldini, E., 1992. Arboricultura general. Ediciones Mundiprensa Madrid, España. 379 pag.
  • Rallo, l., 1994, Fructificación y producción en olivo. Agricultura, 74613 may 202113-16.
  • Rallo, l.; Cuevas, J., 2004. El cultivo del olivo. Ediciones Mundiprensa Madrid, España. 800 pag.
  • Rallo, l.; Súarez, M.P.; 1989. Seasonal distribution of dry matter within the olive fruit bearion limb. Advances in Horticultural Science, 2:55-59.
  • Rapoport, H., 2004. El cultivo del olivo. Ediciones Mundiprensa Madrid, España. 800 pag.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.