Cultivos leñosos

Panorama mundial del olivar – Día Mundial del Olivo

Día Mundial del Olivo

Tras haber dedicado una serie de artículos especializados al olivar, sus sistemas de producción y la maquinaria más propicia para su recolección, queremos ofrecer un espacio más centrado en la figura del Aceite de Oliva coincidiendo con el Día Mundial del Olivo, aprobado por la UNESCO, para promover su protección y los valores que representa.

El olivo es historia de nuestra cultura, forma parte de nuestra identidad a lo largo del mundo y simboliza de forma universal los valores de la paz y armonía. Su presencia en los cinco continentes logra proporcionar trabajo, seguridad y recursos naturales a comunidades rurales de todo el mundo. Sin duda alguna, un protagonista en toda regla para los diversos aspectos que nos gustaría analizar.

El cultivo del olivo ocupa el 25% de las tierras cultivables permanentes del planeta

Para que seamos conscientes de su magnitud a nivel mundial, el cultivo del olivo ocupa el 25% de las tierras cultivables permanentes del planeta. Esto se traslada en 3,5 millones de explotaciones de olivar en 11,6 millones de hectáreas de superficie a lo largo de 63 países de los 5 continentes.

En cuanto a los países que más hectáreas utilizan para el cultivo del olivar, nos encontramos con el siguiente ranking:

  1. España: 2,5 millones de hectáreas
  2. Túnez: 1,6 millones de hectáreas
  3. Italia: 1,1 millones de hectáreas
  4. Marruecos: 1 millón de hectáreas
  5. Grecia: 887 mil hectáreas
  6. Turquía: 845 mil hectáreas

Gracias a estos datos somos conscientes de la creciente importancia que le dan a este cultivo los países del norte de África, utilizando cada vez más sus tierras cultivables para la producción y exportación del aceite de oliva. España sigue siendo líder y vemos como Italia y Grecia, en cuanto a la producción, historia y utilización del aceite, se encuentran entre el top 5.

El cultivo del olivo captura más CO2 del que emite y se ha convertido en una barrera contra la desertificación y la erosión.

Respecto a la producción mundial, hemos podido observar el constante crecimiento que se experimenta en todo el mundo. Desde la UNESCO calculan su crecimiento anual en un 1% sin olvidar el valor añadido que tiene el rol de su cultivo en la lucha contra el cambio climático. Captura más CO2 del que emite y se ha convertido en una barrera contra la desertificación y la erosión de la que no podemos olvidarnos.

Por lo tanto, el Aceite de Oliva es más que una fuente de nutrición e ingredientes clave en la dieta mediterránea, ya que se reconoce ampliamente la capacidad de sus múltiples propiedades medicinales y nutricionales para prevenir determinadas enfermedades y ha demostrado ser de vital importancia para combatir el cambio climático.

Olivar

Producción a nivel mundial

Para la campaña 20/21, la producción mundial de aceite de oliva se situará en 3,11 millones de toneladas, un 3,4% menos respecto a la temporada anterior pero que no supone una preocupación debido a la situación actual. Aun así, se trata de un sector que mueve en torno a los 13.000 y 16.000 millones anuales, una cantidad que nos hace ver la importancia en el mercado y la dieta de la sociedad, datos que vemos reflejados en el aumento del 7% de su consumo a nivel mundial.

En cuanto a los países que más producen, nos encontramos con el siguiente ranking:

  1. España: 1,65 millones de toneladas
  2. Italia: 270.000 toneladas
  3. Grecia: 240.000 toneladas
  4. Turquía: 180.000 toneladas
  5. Marruecos: 140.000 toneladas
  6. Túnez: 130.000 toneladas

Podemos observar una clara diferencia entre España como principal productor respecto al resto de países. Destacando que solo las regiones de Jaén (630.000 toneladas) y Córdoba (310.000 toneladas) producen más cantidad que cualquier otro de los países mencionados.

Exportaciones

Exportar Aceite de Oliva es una tarea complicada que requiere de una logística ágil y segura para un correcto transporte, un efectivo estudio del mercado al que pretende exportarse y cumplir las condiciones de envasado para que no se pierda calidad en el transcurso del viaje.

Las exportaciones del aceite de oliva en España durante los meses de Octubre 2019 – Septiembre 2020 marcaron nuevos máximos al vender al exterior un total de 1,2 millones de toneladas. Estas cifras nos convierten en el principal país exportador de aceite de oliva a nivel mundial. Son datos muy esperanzadores pese a la crisis hostelera en la que nos hemos visto envueltos y los aranceles impuestos por países como Estados Unidos. Debido a la bajada de exportaciones durante los últimos cursos, otras potencias se han visto reforzadas en el ámbito exportador, pero nunca hemos perdido el liderazgo como primer país exportador de aceite de oliva.

Olivo 1

De cara a 2020-2021, las estimaciones de producción del sector oscilan entre 1,4 y 1,6 millones de toneladas, un incremento que contrasta con el resto de países competidores (Italia, Grecia, Portugal, Túnez y Turquía, principalmente), cuya proyecciones caen al unísono, por lo que la condición de líder de España en volumen se reforzará. Los países que más aceite importan en la actualidad son Estados Unidos, Italia, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania. Cabe destacar la aparición de nuevos importadores como Canadá, Japón o Australia, países que van apreciando la calidad y los beneficios del aceite de oliva en sus dietas y lo siguen implementando en sus mercados de forma paulatina.

Por lo general, las estimaciones para las próximas campañas son muy positivas para el sector del Olivar. Una recuperación muy necesaria que además refuerza su imagen gracias a días como el Día Mundial del Olivo. 

El olivar continúa posicionándose como una de las figuras más respetadas del sector y de la sociedad. Y no precisamente por sus valores de paz y armonía que se han ido transmitiendo a lo largo de la historia, si no por su valor nutricional que afecta directamente a la salud de una manera muy positiva. Algo que desde el sector del olivar siempre han defendido y utilizado como principal punta de lanza en la muestra de sus beneficios y virtudes como complemento nutricional.

Deja un comentario