Nuevo episodio del podcast «Alimentando con Innovación, el campo habla» con Constantino Caminero (ITACYL).

Constantino Caminero, jefe de plagas de ITACYL, nos explica cómo funciona un observatorio de plagas, una herramienta clave para la protección de cultivos.

Nuevo episodio del podcast «Alimentando con Innovación, el campo habla» con Constantino Caminero (ITACYL).

Constantino Caminero, jefe de plagas de ITACYL, nos explica cómo funciona un observatorio de plagas, una herramienta clave para la protección de cultivos.

Alimentando con Innovación, el campo habla” es el nuevo canal de podcast de Syngenta en Spotify y iVoox, con los periodistas especializados Soledad de Juan y Pablo Rodríguez Pinilla. Esta serie de podcasts pretenden acercar al público hacia el medio rural mediante un repaso tanto la actualidad de la compañía como temas del interés del sector, ya sean relacionados con la sostenibilidad, la innovación, la problemática de los cultivos, la política agraria, las tendencias en agroalimentación, etc.

Muchos agricultores y técnicos reciben boletines o alertas procedentes de observatorios de plagas y enfermedades agrícolas en los que se informa de la evolución y de las condiciones en el desarrollo de plagas y enfermedades. Estos boletines incluyen recomendaciones de tratamientos y avisos que ayudan a los agricultores a proteger sus cultivos y adelantarse a los problemas.

«El observatorio de plagas y enfermedades es una herramienta que la administración, la Junta de Castilla y León, pone al servicio del agricultor como apoyo en todos los procesos de toma de decisión que puede tener en relación con asuntos fitosanitarios. (…) El agricultor no es un fitopatólogo, puede controlar mínimamente algún conocimiento, pero necesita de una ayuda constante. El observatorio realiza ese servicio.»

El trabajo del observatorio va desde la monitorización en campo, hasta la elaboración de distintos materiales de aviso y prevención, para proporcionar esa ayuda a los agricultores. Como en todos los sectores, hay agricultores de todos los tipos, pero en general, el agricultor sí que se preocupa por estos temas, lo único que necesita es información.

A nivel de viña, ¿Dónde tenemos que estar más atentos? ¿Cuáles son las urgencias a nivel sanitario que debemos tener en cuenta? ¿Qué tipo de apoyo necesita el agricultor?

«Ahora mismo están empezando las enfermedades de la madera. (…) Es una enfermedad que no tiene cura, ahora mismo sólo podemos hablar de prevención y minimización, y está latente. El viticultor debe preocuparse de cómo sobrellevar este tipo de problemas para minimizar la expansión de este tipo de enfermedades.»

«Otro de los problemas de la vid es el oídio. El viticultor lo conoce perfectamente, y la ayuda que necesita es saber cuándo debe tomar medidas. Aquí lo importante es la prevención, cuándo debo comenzar el tratamiento. (…) En este caso el apoyo que podemos dar es la orientación sobre cuándo debe comenzar a tomar medidas.»

El agricultor está preocupado por Europa, el Pacto Verde Europeo, las estrategias ‘De la granja a la mesa’, la biodiversidad... a nivel de seguridad y sanidad vegetal, ¿estamos preparados para dar respuestas?

«Debemos procurar que todo lo que encierra a nivel práctico esta filosofía pueda ser, tarde o temprano, una realidad, y para ello necesitamos de herramientas.»

¿Innovación y sostenibilidad son las palabras claves que deben definir la agricultura del presente y del futuro?

«Sin duda. Innovación es el motor de avance, el motor de adaptación a las cosas. (…) Para enfrentarnos a todos los próximos problemas tenemos que investigar, tenemos que innovar, y por supuesto que también necesitamos de la sostenibilidad, pero en un sentido completo y amplio.»

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.