Cultivos leñosos

Maquinaria de recolección en olivar

La recolección de la aceituna es una de las etapas más importante en el cultivo del olivar, de ella depende en gran parte la rentabilidad de la cosecha, y la calidad de la aceituna cosechada. Por ello, es importante conocer los diferentes tipos de maquinaria destinada a recolectar esa aceituna que se convertirá en el oro líquido tan apreciado por todos los consumidores.

En esta época, los olivares de España comienzan a mostrar un aumento de actividad ya que entramos en la fase de recolección. Esta etapa es de vital importancia por dos cuestiones: por un lado, si se realiza adecuadamente en forma y tiempo, nos permite mantener la calidad de la aceituna que con tanto mimo se ha cuidado desde la primavera; y por otro es una etapa que supone en torno al 30-50% de los costes totales de explotación.

En una etapa de tal importancia, y con tantas implicaciones en el precio final del producto, es necesario preparar antes el terreno para reducir los costes de recolección. El objetivo de esto es conseguir una mayor rentabilidad en la cosecha final.

Estas tareas previas a la cosecha son la eliminación de las malas hierbas que dificultan el trabajo de las cuadrillas durante la recolección: si no se eliminan los trabajos de recolección se verían dificultades, e aumentaría el coste de explotación. El control de malas hierbas en el olivar se puede realizar de forma mecánica/manual o recurriendo a herbicidas preemergentes o de postemergencia temprana.

Una vez controladas las malas hierbas en el olivar, llega el turno de conocer los diferentes tipos de maquinaria de recolección que podemos encontrar en el mercado. 

Tipos de maquinaria de recolección en olivar

Vareador manual

Son pértigas fabricadas en madera o fibra de vidrio que sirven para golpear las ramas del olivo para hacer que las aceitunas se desprendan y caigan al manto. Los vareadores de fibra de vidrio son más caros, aunque más fáciles de manejar por su peso reducido.

Aunque no es un tipo de maquinaria propiamente dicha, ya que el operario es quien realiza la fuerza necesaria para golpear la rama, es necesario hacer referencias a ellas ya que a día de hoy son uno de los sistemas de recolección más utilizados en olivares tradicionales, donde se hace muy difícil la mecanización

También se suele utilizar en olivos con varias patas y troncos grandes donde no pueda utilizarse otro tipo de maquinaria de recolección. Aconsejable para recolectar variedades de olivo de buen calibre y fácil desprendimiento de la aceituna.

Vareador Manual

Vareador mecánico

El vareador mecánico es una evolución del vareador manual, al cual se le han añadido elementos para agarrar y vibrar las ramas, o peines vibradores, en el extremo. Introduciendo este elemento mecánico se consigue derribar el fruto de forma más rápida, mejorando la eficiencia de la recolección y reduciendo costes de esta etapa.

Los vareadores mecánicos pueden disponer de un motor de gasolina o eléctrico. Los vareadores eléctricos tienen la ventaja de ser de menor peso, pero precisa de una batería cargada para realizar la recolección. 

Este tipo de maquinaria de recolección se suele utilizar para olivar tradicional y/o en pendiente, y para aquellas variedades de olivar de peor desprendimiento y pequeño tamaño del fruto. Por otro lado, su coste suele ser más elevado que el del vareador manual y precisan de mantenimiento, aunque como hemos dicho, la eficiencia de la recolección es mayor.

Vareador Mecánico

Vibrador de olivos

El vibrador de olivos es un tipo de maquinaria de recolección discontinua equipada con pinzas para agarrar el tronco del olivo y vibrar el árbol al completo, provocando el desprendimiento de la aceituna. Puede ir acoplado a un tractor, o ser autopropulsado. 

Al vibrar el olivo, la aceituna se desprende y puede caer al manto dispuesto en el suelo, o a un paraguas invertido, incorporado en el mismo vibrador, donde se recoge toda la aceituna sin tocar ni siquiera el suelo y se descargue posteriormente en un remolque o camión para su traslado posterior a la almazara. 

Este tipo de maquinaría aumenta la eficiencia de los vareadores en tiempo, y permite una mayor calidad de la aceituna que llega a la almazara. Además, no someten al olivo a daños en los brotes y tallos. Sin embargo, supone una adquisición de maquinaria, inversión y mantenimiento más alto. 

Los vibradores de olivos se utilizan sobre todo en olivares con poca o nula pendiente, en marcos de plantación tradicional o intensivo, con olivos de un solo pie o dos pies cómo máximo. En cuanto a las variedades de olivar más idóneas son aquellas con un buen desprendimiento.

Vibrador Olivos

Cosechadoras

Las cosechadoras, ya sean autopropulsadas o remolcadas por tractor, son un sistema de recolección pensado para olivar superintensivo, plantados en hileras y podados en seto. Es el sistema de recolección más eficiente ya que trabaja en continuo y permite mecanizar la cosecha al completo.

La cosechadora se mueve por la hilera, donde un sistema de varea mecánico provoca el derribo de la aceituna, la cual es recogida por cintas que la transportan hasta la tolva, donde es almacenada hasta que se vacía en el remolque.

Este tipo de maquinaria solo puede ser utilizada en olivares superintensivos, con suelos completamente llanos y variedades de olivo perfectamente adaptadas (bajo porte, altamente productivas, con buen derribo). 

Efectivamente suponen un gran ahorro en los costes de recolección, pero supone una gran inversión de maquinaria y mantenimiento. Además, las parcelas deben estar adaptadas con caminos y lindes que permitan su movimiento.

Cosechadora Olivar

La recolección del olivar se puede realizar desde una forma más manual hasta una forma totalmente mecanizada, cada una de ellas con un coste de recolección e inversión inicial asociado. Para elegir una u otra hay que tener en cuenta que no todas las fincas recogen los requisitos para poder mecanizarse.

 

Deja un comentario