«Los objetivos de la Estrategia tendrán que ser compartidos entre productores europeos y no europeos» – Juan Ignacio Zoido

«Los objetivos de la Estrategia tendrán que ser compartidos entre productores europeos y no europeos» – Juan Ignacio Zoido

Hemos charlado con Juan Ignacio Zoido, europarlamentario y miembro de las comisiones de Comercio Exterior y de Agricultura del Parlamento Europeo.

El debate acerca de las Estrategias ‘De la granja a la mesa’ y de ‘Biodiversidad 2030’ continúa abierto. Del mismo modo que prosiguen los trabajos para adecuar los objetivos a la realidad de los Estados miembros. Los más recientes apuntan a la tan reclamada homogeneización de requisitos entre producciones de países intra y extra comunitarios.

PREGUNTA. Desde que la Comisión Europea anunció sus aspiraciones políticas en materia de alimentación y sostenibilidad, a través de las Estrategias «De la granja a la mesa» y de «Biodiversidad 2030», se ha abierto el debate en torno a sus consecuencias para el sector. ¿Es posible alcanzar los parámetros propuestos? ¿Qué sería necesario hacer, o que se ha obviado, para alcanzarlos?

RESPUESTA. La propia Comisión ha reconocido que las Estrategias no tienen efecto político, ya que tampoco tienen evaluación de impacto. Quien sí ha hecho declaraciones de impacto es el propio sector en España, y concluye que no se pueden alcanzar los objetivos que se marcan si no hay ayudas. Y conseguir más con menos solo puede hacerse a través de la tecnología, con más innovación y más investigación.

«No se puede alcanzar más sostenibilidad medioambiental y social, si previamente no hay sostenibilidad económica».

Hay que ser también más flexibles en cuanto a la legislación para fortalecer la competitividad, porque no se puede alcanzar más sostenibilidad medioambiental y social si previamente no hay sostenibilidad económica.

Y lo que se ha obviado es partir de la realidad y hacer un análisis de cómo están los sectores para, a partir de ahí, comenzar a analizar cuáles son los requisitos que se pueden alcanzar y poner los medios para que los agricultores y ganaderos puedan alcanzarlos.

P. El sector lleva mucho tiempo reclamando paridad en el uso de materias activas entre las producciones de terceros países y las comunitarias. ¿En qué lugar posicionará la Estrategia a las frutas y hortalizas españolas y europeas?

R. Precisamente se acaba de aprobar en la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA), en la Opinión sobre la Estrategia de la granja a la mesa, la necesidad de reciprocidad. Es decir, que los objetivos de la Estrategia tendrán que ser compartidos entre productores europeos y no europeos para, por un lado, evitar que haya competencia desleal y, por otro, por razones de sostenibilidad.

También he solicitado hacer una misión a los puertos de Rotterdam y de Marsella para comprobar si se están tomando por parte de los Estados miembros todas las medidas y exigencias en materia agroalimentaria. Porque otro de los temas que hemos incluido desde el INTA en relación a la Estrategia es que todos los gobiernos de la UE extremen la vigilancia y la observancia de los requisitos para que los productos puedan entrar en la UE.

P. ¿Podría ayudar la PAC a conseguir los objetivos planteados?

R. La PAC tiene que ser un instrumento útil para seguir mejorando la agricultura y la ganadería. Si desde el Gobierno de España se les califica como sector estratégico, precisamente a través de la PAC y de los Planes Estratégicos, habrá que potenciar la innovación y mejorar también la tecnificación y, al mismo tiempo, apoyar con fondos para que los agricultores y ganaderos puedan alcanzar el nivel de tecnificación que se va a exigir para ir acomodándose a los requisitos que se vayan estableciendo en los próximos años.

«Tenemos que pelear para que no se modifique la ley agraria común».

P. Para concluir, ¿qué futuro augura a este debate?

R. Va a ser un debate muy largo y complicado, porque hay mucha fragmentación en el Parlamento Europeo. La política agraria común fue uno de los ejes que se tuvieron en cuenta a la hora de la constitución de la UE y ha permitido que sea la mayor exportadora de productos agrarios y ganaderos en el mundo entero. Tenemos que pelear para que este modelo no se cambie, porque nos ha garantizado sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Por tanto, vamos a ser realistas y vamos a seguir produciendo como hacen nuestros agricultores y ganaderos, productos de calidad a un precio razonable, y el tiempo nos irá indicando qué medidas tecnológicas tenemos que aplicar para que la agricultura y la ganadería sigan siendo un motor económico y, sobre todo, de generación de empleo para conseguir llenar la Europa rural.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *