Cultivos extensivos Girasol

Jopo y mildiu: 2 posibles amenazas letales para el cultivo del girasol

Jopo y mildiu: qué son y cómo prevenirlos
Written by Syngenta

Syngenta trabaja cada día para que el agricultor logre conseguir una sostenibilidad rentable y competitiva, asociada a una demanda, cada vez mayor, de alimentos sanos y de máxima calidad. La tecnología ha avanzado de manera considerable en el cultivo del girasol, tanto a nivel de productividad de las plantas como en lo relativo al control de los agentes externos que las dañan. No obstante, se han detectado dos grandes amenazas que están afectando al cultivo del girasol: el jopo y mildiu.

¿Qué es el jopo y cómo prevenirlo?

El jopo es uno de los riesgos más importantes en el cultivo de girasol, llegando a generar pérdidas del 100% de la cosecha. Como toda planta parásita, se aloja en el girasol y se alimenta extrayendo agua y nutrientes.

¿Cómo prevenir la infección de los campos?

Hay una serie de principios agronómicos que ayudan a tratar esta planta parásita. Usar únicamente semilla certificada, cosechar primero los campos no infectados y limpiar la maquinaria son acciones que pueden servirnos de ayuda. Mantener diversos cultivos en rotación también resultará útil. Entre las medidas preventivas estaría usar soluciones de control para evitar el desarrollo del área infectada.

Jopo y mildiu: dos posibles amenazas para el cultivo de girasol

Mildiu: un patógeno que permanece en los cultivos durante años

El Mildiu del girasol, está causado por el patógeno Plasmopara halstedii. Se trata de un hongo oomiceto que infecta la planta desde los estadios iniciales de su desarrollo. Las mayores infecciones se producen en condiciones de humedad y con temperaturas suaves en torno a los 18-20º C. Una vez que la planta del girasol está infectada pueden darse estas situaciones:

  • Muerte de plántulas. La infección subterránea de las plántulas puede resultar en la muerte de estas en preemergencia o después de emerger.

  • Síntomas típicos de la infección sistémica. Aparece un tejido algodonoso en el envés y arrugamiento de las hojas. Las plantas enfermas suelen presentar enanismo.

  • Lesiones foliares localizadas. Se producen en plantas aparentemente sanas.

  • Agallas en los tallos y raíces. En las raíces primarias infectadas pueden llegar a formarse agallas que hacen que las plantas sean susceptibles al encamado y a la sequía.

Las recomendaciones de Syngenta para el jopo y mildiu

¿Qué hacer cuándo los campos ya están infectados con jopo? En este caso es fundamental evitar la propagación. Lo primero es realizar un mapeo para conocer la dispersión del parásito y hacer una determinación racial en cada lugar. Limpiar la maquinaria y cosechar primero los campos no infectados te ayudará. El no laboreo impide la introducción de la semilla de jopo en los cultivos. Existen además soluciones de control como utilizar la resistencia genética apropiada, usar la tecnología Clearfield® o combinar las dos anteriores.

¿Qué hacer cuándo los campos ya están infectados con Mildiu? Las variedades de girasol Syngenta combinan las mejores herramientas para el control del Mildiu en girasol. Hacen uso de lo último en tecnología en genes de resistencia y la mejor protección de la semilla con el tratamiento de Apron XL.

Estas son algunas de las recomendaciones para tratar el jopo y el Mildiu del girasol. En España, Syngenta representa la genética líder en su cultivo. Si necesitas información adicional o ayuda sobre estas dos amenazas, ponte en contacto con nosotros. Tanto a través de nuestra web como por teléfono. Si lo prefieres, también puedes visitarnos en nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte!

About the author

Syngenta

Syngenta es una de las principales empresas biotecnológicas del mundo.
Con más de 28.000 empleados en más de 90 países que ofrecen soluciones a medida de las necesidades individuales de los agricultores de todo el mundo.

Leave a Comment