¿Cómo identificamos la Vulpia en el cultivo de cereal?

¿Cómo identificamos la Vulpia en el cultivo de cereal?

Vulpia sp. es una mala hierba relativamente nueva en los cultivos de cereal de invierno.

La reducción del laboreo y la sustitución de los herbicidas residuales han provocado la aparición de esta especie, cada vez con mayor frecuencia, en los cultivos de cereal de invierno. Aunque debe tratarse desde el primer momento ya que su presencia en pocas parcelas llegan a producir daños significativos. Es una gramínea anual de nascencia otoñal‐invernal. Su profundidad óptima de germinación es de 0,5 a 2 cm, reduciéndose considerablemente la germinación a mayor profundidad. Cada planta puede llegar a producir hasta 1000 semillas que caen al suelo una vez maduras pudiendo germinar desde el inicio del otoño si se dan condiciones favorables de temperatura y humedad. Estas pierden su viabilidad al cabo de un año.

Vulpia unilateralis

  • Es una planta anual de pequeño tamaño que apenas llega a alcanzar los 70 cm.
  • Tiene las hojas muy delgadas, casi plegadas, con pelos muy pequeños y apenas visibles por el borde (evidente a partir de 3ª y 4ª hoja) y de limbo canaliculado.
  • La lígula es membranosa y muy corta y no tiene aurículas. La vaina de la hoja es glabra y generalmente de color rojizo.
  • La inflorescencia es una panícula (inflorescencia racimosa compuesta de racimos que van decreciendo de tamaño hacia el ápice) larga y estrecha, curvada, de ramas muy cortas dispuestas solo a un lado del eje principal de dónde le viene su nombre y que solo se despliegan en la madurez.
Foto de la Universidad de Navarra

Es fácil distinguir esta especie en estado de plántula de bromo, alpiste, cola de zorra o de los cereales cultivados puesto que es mucho más pequeña, con hojas más corta y estrechas. En cambio, suele presentar algunas dudas en estado de una o dos hojas a la hora de diferenciarla de vallico puesto que ambos son de color verde intenso brillante y con vainas de color rojizo. En este caso hay que fijarse en el tamaño de las hojas (más cortas y estrechas sin sobrepasar apenas los 5 cm de largo) que además suelen estar enrolladas en la vulpia. Una vez empezado el ahijamiento, es muy fácil percibir el tamaño de las hojas y no presenta posibilidad de confusión ya que forma grandes macollas (conjunto de tallos, flores o espigas que nacen del mismo pie de una planta). Vulpia Ahijamiento Es muy poco competitiva con los cereales y es difícil establecer un umbral, se estima que una densidad de 50 pl/m2 provocan un 5% de pérdidas de cosecha.

Vulpia myuros

  • Se conoce como cola de ratón.
  • Mala hierba que aparece con frecuencia en suelos de bajo contenido en caliza.
  • Se diferencia dentro del género por la inflorescencia, en forma de panícula ramificada, de 3-30 cm, largamente pedunculada o con la base cubierta por la última vaina foliar.
  • Las espiguillas están formadas por 3-10 flores.
Vulpia myuros
Vulpia myuros

Conoce a tu enemigo: Vulpia

 

Vulpia ciliata

  • Pequeña gramínea de ciclo anual que vive en los claros de los matorrales.
  • Forma una inflorescencia unilateral y estrecha, pero se reconoce porque a contraluz o con lupa se puede ver que las espiguillas están ciliadas.
  • Florece durante la segunda mitad de la primavera.
  • Se cría en prados terofíticos, algo nitrogenados, en claros del matorral.
  • Soporta suelos algo salinos y suelos yesosos.
Vulpia_ciliata
Vulpia ciliata

Medidas de control

  • Rotación: Su eficacia aumenta al aumentar la presencia de cultivos de primavera-verano. La diversificación de cultivos aumenta la posibilidad de utilizar herbicidas eficaces de diferentes grupos químicos.
  • Barbecho: Una labor ligera en verano u otoño facilitará la nascencia con las primeras lluvias de otoño y su arranque posterior. El año sin cultivo permite la realización de falsas siembras para provocar nascencia y eliminación posterior. Presenta una eficacia muy alta
  • Labor superficial en verano: Una labor muy superficial inmediatamente posterior a la cosecha, mezcla las semillas con el suelo y favorecerá su nascencia si se producen lluvias de verano para su eliminación posterior.
  • Laboreo de volteo: El enterrado profundo de las semillas impide su germinación y pierden su viabilidad. En esta estrategia es preferible no realizar el volteo en años consecutivos.
  • Falsa siembra: Las semillas de vulpia nacen con las primeras lluvias y pueden ser eliminadas antes de la siembra.
  • Retraso de fecha de siembra: Será más eficaz cuanto más se retrase, y deberá combinarse con falsas siembras en invierno como en el caso de barbecho.
  • Herbicidas: Existen productos eficaces para su control, aunque no son muy numerosos en el cultivo de cereal. También existen opciones en los cultivos alternativos.
El control de malas hierbas en los cereales de invierno es uno de los trabajos más importantes que se realizan sobre el cultivo y que impactan directamente sobre la cosecha. El conocimiento por parte de los agricultores de las especies de malas hierbas presentes en sus parcelas, la elección de las medidas de control adecuadas para su eliminación, momento de actuar y estado de desarrollo de la mala hierba es fundamental para la obtención de buenos resultados.

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.