Cultivos leñosos

Mosca de la fruta, una amenaza para las cosechas

Ceratitis capitata

Según la FAO, las plantas constituyen alrededor del 80% de nuestros alimentos y aproximadamente el 40% se pierde a causa de plagas y enfermedades.

Proteger a las plantas de plagas y enfermedades no es tarea fácil. No todos los cultivos, condiciones y plagas son iguales, por eso hay que conocer muy bien a lo que nos enfrentamos. En este caso queremos hablaros de una de las plagas más importantes en España debido a su gran extensión. La mosca de la fruta (Ceratitis capitata).

Este insecto es un díptero perteneciente a la familia Tephritidae. La temperatura óptima de aparición de esta plaga se encuentra entre los 14-32⁰C y una humedad relativa entre el 75-85% por eso en España la podemos encontrar en toda la zona Sur y Mediterránea afectando a cítricos, frutales de hueso, caqui y en menor medida de pepita, y vid, entre otros.

Ciclo biológico de Ceratitis capitata

Os dejamos este vídeo realizado en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia:

La mosca de la fruta suele pasar el invierno principalmente como pupa enterrada en el suelo. En clima mediterráneo a finales de invierno puede aparecer la primera generación de adultos afectando a la producción de cítricos tardíos.

Cuando las condiciones son las adecuadas la pupa se abre y deja salir al adulto, para alcanzar el estado madurez sexual, vuela a los frutos de los árboles y se alimenta de ellos, ya que necesita de sustancias azucaradas para alcanzar esta madurez. Cuando se produce la fecundación la hembra deposita los huevos en la pulpa de la fruta a través de una picadura y estos eclosionan aproximadamente en 1 o 2 días. La herida que provoca la hembra al depositar los huevos sirve de entrada a otros microorganismos que pueden ocasionar la pudrición del fruto y posterior caída. Estos frutos sirven de huéspedes para nuevas generaciones por lo que ocasiona un problema añadido en el control de esta plaga.

Puede llegar a tener 8 generaciones al año. Generalmente el ciclo biológico tarda en completarse entre 21 y 30 días, dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad.

Condiciones óptimas de aparición de Ceratitis capitata: entre 14-32ºC de temperatura y 75-85% de humedad relativa
A principios de primavera aparecen los nuevos adultos, que pasan a los frutales de maduración más temprana, como son albaricoques o nísperos. Las generaciones se suceden, afectando ya en verano a melocotones y demás frutales de hueso, coincidiendo con la 3ª generación, frutales de pepita, higos, caqui, después a la vid, y por último a los cítricos más tempranos.

A partir de noviembre con la bajada de temperaturas cesa en gran medida su actividad, para reaparecer de nuevo a finales del invierno, completando así su ciclo de vida.

¿Cómo se puede controlar la mosca de la fruta?

Hay diferentes métodos de control; químico, biológico, biotecnológico y medidas culturales. Será necesario la combinación de todo ellos para el correcto control de la plaga.

Control químico

  • Aplicación de productos fitosanitarios, aprobados por el Reglamento (UE) 2016/2031, que protejan los frutos una vez detectada la plaga.

Para el control químico de la mosca de la fruta Syngenta pone en manos del agricultor Karate Zeon®, una solución que lleva en el marcado 25 años demostrando su eficacia en el control de esta plaga.

Control biológico

Se están estudiando algunas especies como:

  • Pachycreppoideus vindemmiae: Es un ectoparasitoide solitario. Antes de efectuar la puesta sobre el cuerpo de la mosca, la hembra inyecta un veneno en el cuerpo de la mosca, que la inmoviliza permanentemente.
  • Spalangia cameroni Perkins: Parasitoide generalista. La hembra deposita un solo huevo sobre el cuerpo de la mosca, pero ocasionalmente pueden encontrarse huevos en cualquier parte del pupario.
  • Pardosa cribata: Depredador generalista. Se alimenta de la mosca de la fruta tanto en su estado de larva como adulto.
  • Pseudophonus rufipes: Se alimenta de las pupas de la mosca presentes en el suelo.

La mosca de la fruta

 

Medidas biotecnológicas

  • Con trampeo masivo, es decir, colocando masivamente trampas en el cultivo que atraen y atrapan a los adultos de esta plaga impidiéndoles salir de la trampa. Con este tipo de trampas se puede llegar a conocer el alcance poblacional de la plaga y poder tomar medidas.
  • Con trampas de atracción, captura y muerte.
  • Con trampas de atracción y muerte.
  • Quimioesterilización: suelta de machos estériles químicamente, que fecunden a las hembras para producir huevos no viables.

En Syngenta, hemos desarrollado una tecnología integrada para el control de Ceratitis, KarateTrap™. Es una trampa que viene montada, lista para colocar que consiste en la atracción, captura y muerte de Ceratitis de forma segura y sin dejar residuos en el cultivo, por lo que está autorizado para la producción ecológica.

Medidas culturales

  • Eliminar los frutos caídos al suelo, son un foco principal de infestación.
  • Vigilar plantas huésped que puedan haber cercanas a la parcela, como pueden ser la higuera, níspero, etc.

Es importante vigilar tus cultivos, la curva de vuelos y actuar de forma preventiva con KarateTrap™  con el fin de evitar los daños en tu cosecha. Usar de forma eficiente los diferentes métodos de control y medidas descritas, nos ayudará a tener una cosecha libre de plaga.

Deja un comentario