Cultivos leñosos

Botrytis (Podredumbre Gris ) y Otras Podredumbres

Las podredumbres ocasionan pérdidas muy graves. Se hallan extendidas por todas las zonas vitícolas españolas. La Botrytis es la principal podredumbre. No obstante también se detectan otras, sobre todo en uva de mesa no menos importantes, como la podredumbre ácida y otras causadas por hongos del genero aspergillus o penicillium.

SÍNTOMAS

Podredumbre gris

En tiempo húmedo aparecen manchas sobre las hojas que llegan a necrosarse. A veces se observan manchas oscuras necrosadas sobre los sarmientos jóvenes. En otoño el hongo se manifiesta por micelios y por esclerocios, nódulos negros que encierran amasijos de filamentos, y constituyen los órganos de conservación de la enfermedad.

Antes y durante la floración, la Podredumbre gris ataca a los racimos jóvenes. Las propias flores que quedan entre los granos son focos de infección. En el envero y hacia el final del ciclo los granos contaminados adquieren un color pardo o lila, y las lesiones se cubren de enmohecimientos ramificados en forma de estrella. Si el ataque llega al raspón, se denomina podredumbre peduncular.

Podredumbre ácida

Está producida por bacterias y levaduras de los géneros Acetobacter, Saccharomyces y Kloeckera, y trasmitidas por la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster), otros insectos, o por viento, lluvia, etc.

Los racimos desprenden olor a vinagre. Los granos adquieren coloración marrón que pasa del claro al oscuro. La pulpa se descompone y la baya se vacía por la herida, contaminando al resto del racimo. Se suelen observan adultos de Drosophila volando alrededor.

Otras podredumbres

Todas las podredumbres descritas tienen consecuencias catastróficas

Producidas por hongos diversos (Aspergillus, Altemaria, Cladosporium, Penicillium, etc.), que pululan por el medio ambiente y penetran por heridas producidas por causas diversas (picaduras de insectos, granizo, rajado por oídio, etc.). Estas podredumbres están adquiriendo importancia en zonas de uva de mesa.

DAÑOS

Todas las podredumbres descritas tanto en ataque precoz como tardío tienen consecuencias catastróficas por pérdida de cosecha o por producir problemas en la vinificación (menor grado alcohólico, mayor acidez volátil total y desviación de aromas).

La Podredumbre gris ocasiona daños muy importantes en la uva de mesa, ya que un 10-15% de ataque en racimo la deja inservible para la venta, obligando a su destrucción o a destinarla a la industria alcoholera.

Circunstancias favorables

En la podredumbre gris, la contaminación se inicia incluso en tiempo frío, con humedad. Las condiciones ideales son 18º C y 95% HR. La podredumbre ácida aparece cuando los racimos tienen un 7-8% de azúcar. En todos los casos, las heridas por insectos o pedrisco favorecen la entrada de las podredumbres.

Deja un comentario